domingo, 29 de diciembre de 2013

Gran Cañón / Mortero Imperial Transformer.


La Escuela de Ingenieros de Nuln produce casi todas las piezas de artillería del mundo. Aquí es donde se hacen los Grandes cañones del Imperio. Los Grandes Cañones de la Escuela de Artillería son el terror de los enemigos del Imperio. Los potentes cañones producen un sonido atronador al disparar sus bolas de hierro, que destrozan las filas enemigas aniquilando a regimientos enteros. Ni siquiera las criaturas más poderosas pueden ignorar el poder de un Gran Cañón tal y como se demostró en el Asedio de Middenheim, cuando el Maestro Artillero Pumhart von Steyr decapitó a un Dragón con un único disparo especialmente bien dirigido.
El Gran Cañón Imperial es la maquina de guerra por excelencia, para destrozar a las más enormes monstruosidades y para aniquilar a las maquinas de guerra enemigas. Si el enemigo trae un Dragón la respuesta es Cañones, si el enemigo es comandado por un Gran Demonio la respuesta es Cañones, si el enemigo trae poderosas maquinas de guerra la repuesta es Cañones. QUE LOS GRANDES CAÑONES IMPERIALES NUNCA CALLEN ANTE EL ENEMIGO.


Los morteros son armas más cortas, pesadas y con menos alcance que los cañones, diseñados para arrojar una carga explosiva hacia el cielo a fin de que el peso de la gravedad la haga caer sobre el objetivo. Un instrumento de destrucción digno de Sigmar. Aunque una bala sólida de cañón es capaz de causar varias víctimas de un disparo, los proyectiles de Mortero explotan lanzando una gran cantidad de trozos de metralla sobre un área muy amplia, de modo que pueden eliminar a muchos más soldados enemigos a la vez.
Disparar un Mortero siempre es un momento tenso, ya que la calidad de las mechas es muy variable y nunca se sabe cuando una arderá antes de que la dotación haya acabado de cargar el proyectil. Debido a esto. las dotaciones de Mortero son muy supersticiosas y llevan encima un gran número de talismanes de la buena suerte.


Gran Cañón / Mortero Imperial Transformer.
Esta miniatura es de las primeras que he pintado para ponerla en el blog, las anteriores son repintadas, por eso no tienen fotos del proceso... 

En fin a lo que íbamos, para empezar, después de sacar las piezas de la matriz, recortar rebabas e imprimar, comencé pintando la estructura del cañón porque todavía no tenía muy claro es esquema de color de las figuras. La estructura no iba a cambiar así que me puse a ello. Pinté la madera y el metal.
Aquí están las piezas pintadas y diréis, hay piezas del cañón y del mortero... ¿Por qué? Bueno ya lo explicaré más adelante.

Mientras terminaba con la estructura decidí que al ser una pieza de artillería la pintaría del esquema de color de la ciudad de Nuln, la ciudad de los cañones. El uniforme de ésta ciudad es totalmente negro, con algún toque de otro color. Pues el primer intento de pintado fue el siguiente. 

Es bastante sencillo y encajaba con mi idea de pintado. Una vez que vi el conjunto, quedaba bien y a mi me sigue gustando y encajando bien. Una vez dados los lavados de tinta y las luces queda algo como ésto.
Y los que ya hayan visto uno de estos cacharros dirán: ¡¡tiene agujeros!! Pues si, hechos a propósito para colocar unos imanes en su interior y así poder cambiar las piezas que no son comunes y poder jugar unas partidas con el cañón y otras con el mortero. En la foto se pueden ver los imanes y la posición en la que están situados. Los coloqué haciendo un taladro con una broca de 2,5mm y pegando un imán en cada pieza con superglue. Teniendo cuidado de los polos, porque como pongas una al revés no hay manera de juntar las piezas... Muy sencillo.

A mi me pareció una buena idea porque cuando jugaba dependiendo de un ejército u otro pues usaba un cañón o un mortero. Pues bien, el resultado ya montado es éste.
 


La verdad es que teniendo cuidado al hacer los agujeros encajan bastante bien. Aclarar que las ruedas giran libremente y el cañón también. En este punto es cuando se me ocurrió hacer una peana escénica, y fui pensando cosas mientras pintaba los artilleros. Aquí una de ellas, yo creo que esto fue lo más difícil, decidir la disposición de las piezas y cuáles iban a entrar... Luego resultó que conforme iba poniendo se iba creando la escena sola, pero eso más adelante. 

Una vez el cañón estaba pintado y barnizado, empecé con los artilleros, eligiendo las piezas que mejor iban a encajar con la escena que pretendía hacer, y me decidí por estos.


Aquí apuntar que no me decidía todavía con el esquema de color, sabía que el negro debía predominar, pero ya tenía el cañón negro y tenía que romper con tanto negro. Después de mil y un dibujos con diferentes esquemas me decidí por este

Aquí están pintados con un acabado casi básico, una o dos luces y un par de capas de color. Me queda un lavado de tinta a los metales para ser básico del todo. Y después de todo esto otra de las distribuciones que más me convencieron

 Y esto es de un blister de familiares de hace mil años, creo que tiene más años que yo, lo compré de segunda mano sin pintar y es de 10mm, más o menos...

Tenía que meter este tipejo por algún lado, son muy divertidos, aún tengo más. Los iré incluyendo en otros trabajos. Es compañero del robot del Maestro Ingeniero Imperial Leon. Y bueno después de esta ida de olla, prosigamos con el cañón. 
La peana escénica, cómo se hace. Lo primero es tener bien pensado que quieres transmitir en tu escena, yo al ser Nuln la ciudad de la artillería pensé que donde mejor estaba un cañón es encima de la muralla de la ciudad, con visión a todo el campo de batalla. Y me puse a ello, encontré por mi casa cartón pluma, hay materiales mejores para hacer esto, pero es lo que tenía y con un abrecartas y una regla me puse a trazar unos surcos en el cartón 

Una vez completos y del tamaño y geometría adecuados a mi criterio le dí una capa fina de gris codex. Le dejé que en algunas zonas se viera el blanco del cartón para simular estratos en la piedra y hacerla más destacable en el conjunto de la escena.

A continuación pinté las juntas de los paneles de piedra con una tinta negra, teniendo cuidado de no oscurecer mucho las baldosas.

Una vez terminado solo queda montar las figuras en su sitio y sujetarlas a la base. Este es el resultado final.



La escena la cual pretendo representar es el momento cuando disparas el cañón y sale la bola a por su objetivo. Le añadí un poco de algodón en la boca del cañón para simular el humo del cañonazo y un muro para simular la parte de la muralla correspondiente a donde se sitúan los cañones.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo pintándola. ¡¡Un saludo y os animo a comentar!!
Publicar un comentario